Acceso a la Universidad en España

¿Quiénes pueden acceder a la universidad?, todas aquellas personas que acrediten al menos alguno de los siguientes puntos:

1.- Tener el Bachillerato.
2.- Ser de la Unión Europea con acceso en su país de origen.
3.- Estudiantes extranjeros que homologan el Bachillerato o la F.P.
4.- Sean Técnico Superior de FP y Enseñanzas artísticas o Técnico Deportivo Superior.
5.- Superen la prueba para mayores de 25 años.
6.- Acrediten experiencia laboral y/o profesional, sean mayores de 40 años (sin título habilitante) y superen una entrevista.
7.- Superen la prueba para mayores de 45 años ( sin título habilitante, ni experiencia labororal y/o profesional).
8.- Posean Titulación Universitaria.
9.- Estudios parciales universitarios en el extranjero.

Sin embargo, para completar la solicitud de acceso es necesario superar la “selectividad“, o como es denominada actualmente: “EBAU” (Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad). Esta prueba consta de dos fases: Fase de Acceso y Fase de Admisión.

La Fase de Acceso es obligatoria, y su superación da acceso a estudios universitarios de grado.

La Fase de Admisión es voluntaria, y servirá para mejorar la nota de admisión a un grado determinado.

En las dos fases, la duración de los ejercicios será de 90 minutos. La calificación de cada ejercicio será de 0 a 10. Presentarán dos opciones diferentes entre las que se elegirá una; estas dos opciones serán en todo caso cerradas. Se considerará superada la prueba cuando se haya obtenido una nota igual o mayor a 5 puntos como resultado de la media ponderada del 60% de la nota media de bachillerato y el 40% de la calificación de la Fase de Acceso, siempre que se haya obtenido un mínimo de 4 puntos en la calificación de esta fase.

Una vez obtenida tu nota, y dependiendo del grado universitario que vayas a solicitar, existe la nota de corte. Esta es la nota de acceso más baja de entre todos los estudiantes admitidos a ese grado. Las universidades, en función del número de plazas, aceptan el número de candidatos que les es posible en cada grado que ofrecen, comenzando por los estudiantes que tienen las notas de acceso más altas. El alumno que se queda con la última plaza establece la nota de corte para esa universidad y carrera. 

Finalmente, si el grado universitario que te interesa no tiene una nota de corte, para formalizar la matrícula, basta reunir tu tarjeta de calificación en la selectividad y los documentos que requiera tu universidad en cada caso. De este modo, ya estarás dentro de la universidad y el comienzo de tu desarrollo profesional.