Bolivia y Brasil unidos y coordinados para luchar contra el crimen organizado.

Bolivia y Brasil unidos y coordinados para luchar contra el crimen organizado.

Autoridades de Bolivia y Brasil acordaron planificar operaciones fronterizas permanentes, con el propósito de luchar contra el crimen organizado.

A fines de marzo, un grupo de delincuentes asaltó una remesa de la empresa de transportadora de caudales Brinks en el departamento boliviano de Santa Cruz, fronterizo con Brasil, para llevarse un botín de unos 700.000 dólares.

Casi un mes después, en Paraguay, una camioneta de la empresa transportadora de caudales Prosegur fue atacada para llevarse unos 8 millones de dólares, en una espectacular acción delincuencial.

En ambos casos las policías de los dos países responsabilizaron al brasileño Primer Comando de la Capital (PCC). Bolivia también detectó acciones del Comando Vermelho (CV).

Bolivia y Brasil comparten una frontera de 3.400 kilómetros, por donde fluye un fuerte tráfico de armas, droga y automóviles robados.