Misicuni una obra de agua y vida para Cochabamba pero un cuento de nunca acabar

Misicuni una obra de agua y vida para Cochabamba pero un cuento de nunca acabar.

El Proyecto Múltiple Misicuni (PMM) nace con el objetivo de cubrir las urgentes necesidades de agua en la población, mediante el aprovechamiento de las aguas de las Cuencas de los ríos Misicuni, Viscachas y Putucuni, ubicadas en la cordillera de Cochabamba.

En su concepción general este proyecto consiste principalmente en:

“…el aprovechamiento de los recursos hídricos disponibles en las cuencas de los ríos Misicuni, Viscachas y Putucuni, mediante la construcción de una presa de 120 m de altura en el Angosto de Sivingani sobre el río Misicuni, un túnel principal de aducción hacia el Valle de Cochabamba de unos 20 km de longitud, una chimenea de equilibrio, cámara de válvulas, tubería forzada, casa de máquinas con una capacidad final instalada de 120 MW y embalse de compensación (…). Los aportes de las cuencas de Viscachas y Putucuni se realizarían mediante la construcción de pequeñas presas para la captación de las aguas de las respectivas cuencas, y la construcción de dos túneles (…), con una longitud total de aproximadamente 17 km. Adicionalmente, el PMM incluye la construcción de una planta de potabilización de agua e infraestructura asociada, e infraestructura para irrigación. (…)

Este reto importante para Cochabamba esperemos, primero que se concluya, pero que se concluya bien, y funcione, para lo cual el Estado debe controlar y supervisar que la obra esté bien hecha y sea una obra sólida, de lo contrario siempre será para los cochabambinos un cuento de nunca acabar. Decimos eso porque desde el año  1972 (aproximadamente 45 años) venimos escuchando “Misicuni”, “Misicuni”, “Misicuni”  es cierto que en la actualidad se encuentra en proceso de ejecución de las obras principales proveyéndose que entrara en funcionamiento este año, pero su entrada fue fallida por la  ruptura de un ducto, por lo que dijimos antes, la ausencia de calidad y control en las obras publicas es la única explicación para tanto despropósito en las obras.

Esperamos que este año llegue el agua a la ciudad de Cochabamba y a la zona metropolitana, y todos nos pongamos a trabaja por el bien de los cochabambinos.