VESTIRSE DE NOVIA, TODA UNA ILUSIÓN

VESTIRSE DE NOVIA, TODA UNA ILUSIÓN

Para una mujer boliviana “latina”, el noviazgo es muy importante para su vida y más cuando ese noviazgo lleva al altar.

Hoy compartiremos con nuestras lectoras y lectores sobre el principio de un noviazgo que con mucha ilusión nos lleva al altar.

Somos afortunadas, las bolivianas que hemos vivido esa hermosa experiencia de tener un noviazgo con planes de llegar al altar.

Normalmente tiene su inicio en una relación de amistad, para conocerse, y con el paso del tiempo llegamos a ser novios, es el momento en el que establecemos y entablamos una bella relación  con planes de futuro y mucha ilusión.

Con el paso del tiempo la relación se va cada vez afianzando y creando más confianza y más ganas de estar juntos para toda la vida.

En ese momento es dónde vuela la imaginación y la ilusión, nos vemos con nuestro vestido de novias, nuestro ramo de flores, vemos imaginariamente hasta la iglesia, la decoración, la entrada por la puerta principal que nos llevara altar.

Será en la Iglesia dónde daremos el “SÍ QUIERO”, un sí quiero para toda la vida, un momento muy importante en nuestra vida como pareja, pero también para nuestras familias y amigos.

Por eso pensamos en un gran banquete de celebración para estar junto con la gente que más queremos y forma parte de nuestras vidas.

Cada detalle de nuestra boda iremos repasando para que ese día sea perfecto, mediante unas pequeñas recomendaciones que publicaremos para que la boda de nuestras lectoras sea perfecta, daremos pautas de  cómo se debe organizar y celebrar una boda, como decimos en Bolivia, nuestro enlace matrimonial.

 

Paola.

Es coreógrafa, asesora de imagen y eventos sociales bolivianos.